Universidad complutense de Madrid: intercambio académico con Latinoamérica

En los últimos tiempos, elegir una universidad, para muchas familias, ya no se limita únicamente al hecho de pensar en el tipo de carrera que los hijos van a seguir o si esta es rentable para sus aspiraciones y vida futura. En la actualidad, los jóvenes se interesan por el plan de estudios de cada facultad, las actividades extracurriculares que ofrece la universidad y la infraestructura que tendrán a su disposición, como parte de su desarrollo académico integral. No obstante, una de las preguntas que más surge a la hora de buscar una casa de estudios es qué tipo de convenios maneja en el exterior, pues este beneficio representa una gran ventaja para su educación debido a que les permitirá estar en contacto con diversas universidades, distintas realidades y culturas, y diferentes sistemas de enseñanza.

Por pertenecer a la Unión Europea, el enlace primario de las universidades españolas se da mediante el programa Erasmus, que hace posible que se origine un permanente flujo de estudiantes que aprovechan la zona euro para ampliar sus conocimientos académicos y por supuesto, hacer turismo a bajo costo y descubrir más del continente. Sin embargo, es un hecho comprobado que uno de los principales “targets” de intercambio estudiantil dentro de España es el mercado latinoamericano. Numerosos estudiantes de América del Sur y Central tienen al país europeo como primer destino por muchas razones, entre ellas el idioma y ciertas similitudes de sus sistemas educativos. Dentro de la preferencia latinoamericana, una de las universidades que más destaca es la Universidad Complutense de Madrid. Fundada en noviembre de 1822, la Complutense, como se le conoce mundialmente, es la más antigua de Madrid y sin duda de las más aclamadas en España. Muy aparte de los ya mencionados convenios de intercambio de alumnado con otras casas de estudio, otra ventaja que ofrece la Complutense es el programa de intercambio docente, con la finalidad de que los profesores puedan impartir materias de su especialidad y a la vez, enriquecerse con nuevas experiencias en cuanto a información y contacto académicos, que serán capaces de reproducir en su país de origen.

El nombre de la Universidad Complutense de Madrid es bastante reconocido en el Nuevo Continente y por lo menos dos o tres universidades de cada país latinoamericano mantiene convenios con ella, hecho que ha permitido que se amplíe la oferta estudiantil en materia de estudios de pregrado y posgrado, y se brinden más beneficios para posibles prácticas profesionales u oportunidades laborales, con las universidades como intermediarias. Así, hay países donde el número de contactos para hacer efectivos los convenios estudiantiles es más fuerte, como es el caso de Argentina, Colombia y Perú, y por supuesto, hay carreras que ostentan mayor supremacía en las preferencias de los alumnos, por ejemplo Derecho, aunque no es la única favorita, pues el universo de posibilidades se ha ampliado considerablemente en el campo de las Letras, como Ciencias de la Información, Sociología y Filología, esta última con diversos estudios como Lenguas Modernas y Traducción e Interpretación.

Tanto es el grado de colaboración que existe entre España y Latinoamérica, mediante la Complutense, que se creó en el año 2006 la Escuela Complutense Latinoamericana (ECL), cuyo propósito es fomentar una constante cooperación universitaria internacional y crear un punto de encuentro donde docentes y estudiantes de diferentes universidades pueden, por lo menos durante dos semanas, compartir sus conocimientos y beneficiarse de la combinación de experiencias. La Complutense no es la única sede de este evento, pues varias de las universidades participantes se ofrecen para albergar este encuentro académico, uno de los últimos, celebrado en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, en Lima, en el 2018.